Pérdidas de agua por evaporación

Pérdidas de agua por evaporación

El agua que cae sobre la superficie del planeta tierra es aprovechada por todos los seres vivos que ocupan este planeta y gran parte de esta agua que llega a la tierra, es devuelta a la atmósfera en forma de vapor por efecto de la evaporación o a través de las plantas por transpiración. La cantidad de agua que vuelve a la atmósfera por dichos procesos, debido a lo difícil de medir por separado ambos términos, se reúnen constantemente bajo el nombre de evapotranspiración.

La transpiración vegetal, consiste en la pérdida de agua en forma de vapor que se produce en las plantas, el agua absorbida por las raíces llega hasta las hojas de las plantas en gran cantidad, pero sólo una pequeña parte es utilizada en el proceso de fotosíntesis, que tiene como una de sus funciones principales la de eliminar en forma de vapor el agua que no es utilizada por las plantas.

Es bastante difícil distinguir la transpiración de la evaporación proveniente del suelo por lo que al fenómeno completo se le denomina evapotranspiración,  siendo éste uno de los factores o parámetros muy importantes tomados en cuenta, a la hora de diseñar o establecer una técnica riego de cultivos.

EVAPORACION

La evaporación es un proceso físico que consiste en el paso lento y gradual de un estado líquido hacia un estado gaseoso, tras haber adquirido suficiente energía para vencer la tensión superficial. La evaporación se puede producir a cualquier temperatura, siendo más rápido cuanto más elevada sea esta. No es necesario que toda la masa alcance el punto de ebullición. Cuando existe un espacio libre encima de un líquido, una parte de sus moléculas está en forma gaseosa, al equilibrarse la cantidad de materia gaseosa define la presión de vapor saturante, la cual no depende del volumen, pero varía según la naturaleza del líquido y la temperatura. Si la cantidad de gas es inferior a la presión de vapor saturante, una parte de las moléculas pasan de la fase líquida a la gaseosa, eso es la evaporación. Cuando la presión de vapor iguala a la atmosférica, se produce la ebullición.

En hidrología, la evaporación es una de las variables hidrológicas importantes al momento de establecer el balance hídrico de una determinada cuenca hidrográfica o parte de esta. En este caso, se debe distinguir entre la evaporación desde superficies libres y la evaporación desde el suelo. La evaporación de agua es importante e indispensable en la vida, ya que el vapor de agua, al condensarse se transforma en nubes y vuelve en forma de lluvia, nieve, niebla o rocío.

Todo tipo de agua en la superficie terrestre está expuesta a la evaporación, este fenómeno será más difícil cuando menor sea la agitación de las moléculas y más intenso cuando mayor sea la cantidad de agua con posibilidad de evaporarse. Además, es necesario que el aire que envuelve la superficie evaporante tenga capacidad para admitir el vapor de agua. Es lo que se conoce como poder evaporante de la atmósfera.

Tomemos en cuenta la evaporación de una superficie de agua libre (lagunas, represas. embalses, ríos, etc.) como la forma más simple de este proceso físico, este se puede esquematizar de la siguiente manera:

– Las moléculas de agua están en continuo movimiento. Cuando llegan a la superficie del líquido, se calientan por efecto de la radiación solar, aumenta su temperatura y en consecuencia su velocidad, creciendo por lo tanto su energía cinética, hasta que algunas consiguen liberarse de la atracción de las moléculas adyacentes y atravesar la interface líquido-gas, convirtiéndose en vapor.

– Ahora bien, la capa de aire inmediata a la superficie se satura pronto y ocurre simultáneamente a la evaporación el proceso inverso, por el que las moléculas se condensan y vuelven al estado líquido.

– La diferencia entre la cantidad de moléculas que abandonan el líquido y la cantidad de moléculas que vuelven a él, marca el carácter global del fenómeno. Si es positiva se está produciendo evaporación. Si es negativa, condensación.

Factores que favorecen y dificultan la evaporación: 

  • Temperatura: es el principal factor que afecta a la evaporación ya que ésta es máxima en condiciones de fuerte insolación, con lo que se eleva la cantidad de vapor en la atmósfera formando una capa que limita el paso de líquido a vapor, alcanzando un estado de equilibrio, permaneciendo constante la humedad del aire. La temperatura facilita la amplitud del movimiento molecular en el líquido y las posibilidades de escape hacia la atmósfera, y permite que el aire pueda contener un mayor porcentaje de humedad, alejándose del punto de saturación, con lo que un mayor volumen de agua puede integrarse en la atmósfera.
  • Aire:la presencia de una corriente de aire favorece la evaporación, al limpiar la capa de humedad de la proximidad del líquido y reemplazarla por aire seco, con lo que el agua puede evaporarse de manera más continuada.
  • Presión atmosférica: la presión atmosférica, al obstaculizar el paso del vapor a la atmósfera libre, disminuye las posibilidades de evaporación. Las moléculas de vapor de agua chocan con el resto de moléculas gaseosas y se ven obligadas a regresar a la masa líquida en mayor proporción.  Por tanto, con la altitud y la consecuente disminución de la presión se favorece la evaporación.
  • Masa de agua:La evaporación depende de la presencia de una masa suficiente de agua que asegure la alimentación continua del vapor, como en las masas oceánicas, que son la caldera de vapor del motor térmico terrestre.

Importancia de disminuir la pérdida de agua por evaporación

Las pérdidas de agua por evaporación son inmensas, en un solo metro cuadrado de la superficie del agua se puede perder fácilmente hasta 8 litros por la evaporación cada día en el verano y una represa de una hectárea puede perder hasta 80.000 litros. El agua que es esencial para los animales y los cultivos.

Es de suma importancia tratar en lo posibles de evitar las pedidas de agua por efecto de la evaporación, proceso físico que nos está afectando a todos los seres animales y vegetales del planeta, ya que nos está quitando el agua tan necesaria para la vida y los procesos de subsistencia que todos realizamos para continuar con ella. Para nadie es un secreto que la importancia de conservar el agua nos involucra a todos y seguirá siendo un recurso renovable hasta que nosotros lo permitamos, sino cuidamos la naturaleza, los ecosistemas, bosques, etc.  Seremos castigados cuando nos demos cuenta que ya no contamos con tan importante recurso que pasara a no ser renovable.  La cultura colectiva es necesaria en esta labor de conservación y los padres, líderes sociales, políticos y hasta religiosos, docentes y profesionales en general, tienen que enseñar y pregonar con ejemplos a los más pequeños que son en cuenta los que se verán más afectados por este problema, por ser el futuro que se avecina.

Existen variadas formas de tratar de aliviar las pérdidas de agua por efecto de la evaporación, desde buscar las horas más frescas para realizar los riegos, barreras rompe vientos, sombras, etc. Pero también existe una innovación que está actualmente dando resultados bien importantes en la disminución de la perdida de agua por evaporación como es el uso de siliconas en la superficie del agua que forman una capa o película superficial que disminuye el calentamiento del agua y la evaporación.

 

Share